Astrologia e Astrólogos

La Atenuación en las Cartas Astrales

Lourdes Díaz Blanca

Universidad Pedagógica Experimental Libertador
Instituto Pedagógico “Rafael Alberto Escobar Lara”
Venezuela

 Resumen

 Con base en los planteamientos de Briz, en este artículo nos proponemos determinar los procedimientos de atenuación empleados en las cartas astrales y explicar el papel que cumplen a nivel de enunciado y de enunciación; así como dilucidar relaciones entre el uso de los atenuantes y el propósito comunicativo de las cartas astrales. Para ello, revisamos la versión reducida de ocho cartas astrales elaboradas vía on-line. Entre los atenuantes semántico-pragmáticos encontramos adverbios y adjetivos de cantidad, así como subordinadas condicionales, temporales y adversativas. Entre los atenuantes estrictamente pragmáticos hallamos el verbo poder, verbos modales de necesidad (necesario, conveniente, preciso), perífrasis modales y obligativas, verbos que expresan variabilidad e imprecisión y oraciones impersonales.

 Dada la naturaleza de las cartas astrales, los procedimientos de atenuación se emplean en estos documentos para minimizar el grado de certidumbre del informe y presentar el saber esotérico como relativo y dependiente de la responsabilidad del destinatario para autoconocerse, autodescubrirse y autotransformarse, con lo cual se reduce el grado de compromiso del enunciador con sus proposiciones.

 1. Introducción

Hoy día, gracias a la vertiginosa difusión y ampliación de su radio de acción a través de los medios de comunicación y en especial de la Internet, la información astrológica presente en cartas astrales llega a individuos y grupos de distintos ámbitos, quienes pretenden encontrar respuestas a interrogantes acerca de su propia naturaleza y a la relación que establecen con otros individuos, aclaratorias acerca del pasado, el presente y el futuro, pero sobre todo acerca de éste último. Definitivamente, “la fascinación por saber lo que nos depara el futuro ha sido una constante histórica en el devenir de las sociedades humanas.”

 Las cartas astrales son diagramas cuya interpretación permite descubrir cómo las posiciones de los astros influyen, condicionan, y definen las características de una persona u otra entidad. En la redacción de estos documentos se encuentran adverbios, adjetivos, verbos y oraciones que parecieran decir más de lo que dicen o decir las cosas de una manera determinada; o, dicho de otro modo, que parecieran estar empleados consciente o inconscientemente como procedimientos de atenuación, probablemente para distanciarse de los mensajes, influir en las conductas o actitudes de los destinatarios, o para lograr aceptación o respuestas favorables.

En este sentido, los objetivos de este artículo son: a) determinar los procedimientos de atenuación empleados en las cartas astrales y explicar el papel que cumplen a nivel de enunciado y de enunciación; y b) dilucidar relaciones entre el uso de los atenuantes y el propósito de las cartas astrales.

 2. Astrologia y Carta Astral

chart_

Your Birth Chart

Los hombres, sus circunstancias y sus intereses cambian permanentemente, y en esa dinámica se les presentan múltiples inquietudes que los conducen a la constante búsqueda de respuestas, para ampliar el horizonte de comprensión del otro, de sí mismo y de su entorno. El afán por el conocimiento del porvenir propio y el de los demás há estado presente en el ser humano desde los orígenes de la humanidad y esta necesidad existencial arraigada lo ha acercado a la astrología.

La astrología, lejos de mostrar un destino preestablecido u ofrecer verdades absolutas o pronósticos rígidos, “sirve para que el ser se conozca a sí mismo y para que pueda aprovechar lo mejor de su existencia, así como para que venza los puntos negativos que le han reservado los astros”. De hecho, una de las reglas del astrólogo, establecidas por Hipócrates, reza así:

En lugar de adelantar un pronóstico, me esforzaré para instalar el pensamiento recto que contribuya a evitar o mitigar una condición desfavorable que vea en una actividad, interpretándola en términos de influencias más bien que de sucesos y enseñando, en todo momento una filosofía de libre albedrío y autocontrol emocional que sea antítesis de fatalismo y predestinación implacable.

Ese conocimiento favorece la mejor comprensión del mundo y del hombre, genera estados de alerta y previsión, y proporciona variedad de opciones para expresar el libre albedrío, que “es proporcional al nivel de conciencia y sabiduría que un individuo ejerce en un momento particular”.

En general, la astrología es “una influencia ambiental”, que se representa a través de la carta astral, también llamada “mapa de ruta”, “carta de navegación”; “carta de cielo”; “tema natal”, “horóscopo personal”, “carta astrológica”, “mapa celestial” y “carta natal”.

Las cartas astrales son documentos compuestos por gráficos con su respectiva interpretación, que con base en la posición exacta del sol, la luna y todos los demás objetos astronómicos al momento del nacimiento de una persona (e incluso de un país, empresa u otra entidad), brindan información acerca de su vida: personalidad (potenciales, virtudes, actitudes, debilidades, carácter), salud, profesión, familia, entre otros aspectos.

3. Atenuación

La pregunta ¿Cómo me quedó este corte de cabello? podría generar respuestas como: “Te quedó horrible” o “No te quedó muy bien”. Ambas muestran disconformidad con el corte, pero difieren en que la primera es una fuerte crítica que agrediría la imagen del receptor y retrataría al hablante como rudo y descortés, mientras que la otra –aunque también es una crítica- resultaría menos dura y más cortés porque se debilita la firmeza de lo dicho. Por tanto, se puede observar que la atenuación es una de las manifestaciones de la cortesía, un mecanismo complejo y contradictorio en apariencia, que implica alejarse del mensaje y suavizarlo para acercarse al otro en la justa medida (sin excesos y sin defectos), y de ese modo “evitar posibles tensiones, malentendidos, amenazas a la imagen propia y, sobre todo, ajena. Una estrategia, así pues, de distancia lingüística a la vez que una estrategia de acercamiento social”.

Esta estrategia de cortesía, como todas las demás, procede de la necesidad de resguardar la imagen del otro, de no dañarla ni amenazarla. Sin embargo, la protección de la imagen del interlocutor frente a posibles amenazas y la búsqueda del equilibrio de las imágenes sociales no es el único propósito de la atenuación, se persiguen otros fines comunicativos. Esta operación lingüística estratégica pretende también reducir el beneficio del hablante, de sus contribuciones y de los posibles desacuerdos, al tiempo que maximiza los aportes de los interlocutores y propicia el acuerdo con ellos.

Como categoría pragmática, la atenuación implica mitigar o restarle importancia o fuerza a lo dicho, al acto mismo de decir o al papel de los hablantes en la enunciación. Ahora bien, ¿qué es lo que se atenúa? Se atenúa la imagen del hablante; la contundencia de tiempos y modos verbales, las noticias ingratas, las preguntas embarazosas, las posibles críticas a los interlocutores; los efectos perlocutivos que los enunciados pudieran tener sobre los oyentes; y se aminoran características, actitudes o acciones positivas o negativas del yo, el tú, de algo o de alguien.

Existen distintas clasificaciones de estrategias, mecanismos y procedimientos de Atenuación citada por Álvarez, 2055; Ballesteros, 2002; Harverkate, 1994; Calsamiglia & Tusón, 1999. Sin embargo, para efectos de este trabajo se considera la propuesta de Briz (2001), quien distingue dos grupos de atenuantes:

a. Semántico-pragmáticos. Este grupo opera en dos niveles distintos, aunque no siempre resulte sencillo establecer límites entre ellos. Directamente, atenúan una parte o el todo de lo dicho (contenido proposicional y conceptual), esto es, mitigan la fuerza significativa de una palabra o expresión en el nivel del enunciado. Indirectamente, afectan el nivel de enunciación. Entre los procedimientos de este tipo tenemos:

1. Atenuación semántico- pragmática de un elemento. Se lleva a cabo a través de distintos recursos: adverbios (poco, poquito), cuantificadores (algo, poco, más o menos, casi) o partículas (como, así como, algo como) que modifican externamente al sustantivo; perífrasis para sustituir un verbo por razones de formalidad o estilo; eufemismos para enmascarar voces o temas impropios, descorteses o censurados socialmente; y lítote mediante diminutivos (gordita) o negación de lo contrario a lo que se quiere decir por medio de adjetivos de valor positivo, negados, en vez de adjetivos de connotación negativa (no es muy atractivo, no es muy joven; en lugar de es feo, es vieja).

2. Atenuación semántica de toda la proposición. Se presenta a través de modificadores proposicionales “como los que añaden cierto tipo de subordinadas en períodos concesivos, condicionales, adversativos”.

b. Estrictamente pragmáticos. Atenúan la fuerza ilocutiva (la intención) del acto de decir y el papel de los participantes de la enunciación (el yo o el tú). Entre los procedimientos de este tipo de atenuación se encuentran:

1. Atenuación pragmática performativa (expresa acción, intención o punto de vista del hablante), por la acción atenuadora del verbo performativo (pensar, creer, imaginar, parecer, querer, poder) y por su modificación a través de tiempos verbales (imperfecto de cortesía o condicional), modos verbales como el subjuntivo que alejan “al hablante del tiempo de la enunciación” y tornan las acciones en “más lejanas e hipotéticas” o modalidades oracionales (interrogativas, exclamativas, de posibilidad y probablilidad, optativas, etc.).

2. Atenuación pragmática por modificaciones al margen. Se lleva a cabo con el uso de expresiones modalizadoras del acto de habla, fórmulas estereotipadas, locuciones, modismos u otro tipo de expresiones, tales como: si no me engaño, puede que me equivoque pero…, igual (no es así); por lo que dicen, según cuentan, todo el mundo, sé que… pero, a decir verdad, en mi opinión, a lo mejor, yo sé que-no sé, y que…, entre otros.

3. Atenuación por elipsis de la conclusión. Se trata de exhortaciones o peticiones indirectas (el exceso de grasas te hace daño) o enunciados suspendidos propios del registro coloquial con los cuales el hablante evade el compromiso o responsabilidad frente a algo o alguien (de haberlo sabido…, si me hubieras avisado más temprano…).

4. Atenuación por impersonalización del yo. Se minimiza el papel del yo para salvar responsabilidades sobre lo que dice, con el empleo de estos recursos o tácticas verbales: forma se (se dice que no hay reprobados), indefinido uno/una (uno no sabe qué decir en estos casos) y tú impersonalizado (tú estudias y estudias, pero no sales bien en la prueba). De manera que “el yo, con una intención persuasiva, presenta de forma confusa la referencia deíctico-personal a la hora de adjudicar a alguien lo que se va a decir: ‘no soy yo, sino nosotros’, ‘somos todos y ninguno’, ‘es cualquiera”, ‘eres tú también’. Todos ellos, sin embargo, se personalizan en el yo, latente” para proteger la imagen frente al interlocutor.

5. Atenuación por despersonalización u ocultación del tú. Se distancia al tú, que resulta afectado directamente por el acto de decir del yo. Se mitiga con impersonal (hay que repasar las clases de gramática todos los días), nosotros (no vayamos a creer que con este repaso es suficiente), ustedes (¿Lo acompañaste? Es que las madres son muy protectoras) o forma se (se debe prestar más atención en una futura oportunidad). “La lectura es ahora: ‘no eres tú, sino nosotros’; ‘no eres tú, sino yo’; ‘es cualquiera’; más exactamente, es el tú, velado, despersonalizado, pero, sin duda, el verdadero objeto de la enunciación. De este modo el yo salvaguarda la imagen del tú.”

La atenuación, como ya se dijo, opera tanto en el ámbito del enunciado como de la enunciación, y se sirve de una serie de recursos semánticos y pragmáticos para alcanzar sus fines, relacionados con la cortesía, el tacto, el acuerdo entre los hablantes, la cooperación, entre otros.

4. Metodología

Pro Crisibus Morborum et Aspectibus Planetarum_2

Pro Crisibus Morborum et Aspectibus Planetarum

4.1. Corpus y unidad de análisis

 El corpus de estudio está conformado por la versión reducida de ocho cartas astrales. Para su obtención, se procedió de la siguiente manera: en primer lugar, se realizó el registro e inscripción al servicio de informes astrales vía on-line. Luego, con el consentimiento y autorización de ocho familiares de la investigadora, se solicitó el cálculo de su carta astral, específicamente de un informe astral espiritual1, por consiguiente, se emplearán indistintamente en el desarrollo del artículo las denominaciones de carta astral, informe astral o informe espiritual astral. Para la solicitud se requirió ofrecer los siguientes datos: nombre, fecha de nacimiento, hora de nacimiento, sexo, ciudad de nacimiento y país de nacimiento.

1 Cuando se solicita el cálculo de la carta astral, se despliega un menú de opciones constituido por once (11) informes y de allí el interesado escoge el que desee.

El informe astral espiritual está conformado por Introducción, Capítulo I: Los aspectos más destacados y Capítulo II: Posiciones Zodíaco Sideral, Tropical y Decanatos. Dado que la versión completa ameritaba un tiempo de espera de 5 a 7 días para su preparación, sólo consideramos la versión reducida, constituida por: a) Introducción, con sugerencias acerca de cómo usar este informe (finalidad, utilidad, recomendaciones para el aprovechamiento) y una serie de datos técnicos, dirigidos a los estudiantes de astrología; y b) Capítulo I: Los aspectos más destacados. Se incluyen cualidades, condiciones y naturaleza personal. Sin embargo, dado que la introducción es común en los informes, se excluyó y sólo se consideró el Capítulo I de cada una de las ocho cartas astrales, con una extensión de 10 a 13 páginas para cada una.

Los informes se codificaron de la siguiente manera: IAE1, IAE2, IAE3, IAE4, IAE5, IAE6, IAE7, IAE8. Los códigos se interpretan así: I significa informe, A astral, E espiritual y el dígito representa el número del informe, asignado según el orden de generación y obtención.

De ese corpus, se seleccionaron setenta y tres enunciados oracionales con evidencias de atenuación discursiva, a partir de la lectura minuciosa de los informes astrales. Cada una de las muestras donde aparecen los atenuantes se codificó, en virtud de su procedencia, con alguno de los códigos indicados.

En este sentido, la unidad de análisis es el enunciado, “entendido como producto concreto y tangible de un proceso de enunciación realizado por un Enunciador y destinado a un Enunciatario. Este enunciado puede tener o no la forma de una oración”. Particularmente en este estudio todos los enunciados son oracionales y su interpretación depende del contexto en que se encuentran.

Ahora bien, para referir a los participantes de la enunciación en las cartas astrales, se asume la distinción de enunciador para la persona que elabora la carta astral, por no entrar en controversias en cuanto a si es o no astrólogo; y a la persona a quien se le calcula e interpreta la carta astral se denomina destinatario directo, “aquel a quien está específicamente construido el texto (conocido, ratificado y apelado)” o sencillamente destinatario por ser el receptor para quien el mensaje ha sido construido.

4.2. Procedimientos para el procesamiento y análisis de los datos

 Para determinar los recursos de atenuación empleados en las cartas astrales y explicar el papel que cumplen a nivel de enunciado y de enunciación, se procedió de la siguiente manera:

4.2.1. Se identificó cada uno de los enunciados oracionales con sus respectivos códigos.

4.2.2. Se indicó el grupo de atenuante al que pertenecía el ejemplo, si era semántico-pragmático o estrictamente pragmático. Para el grupo de los atenuantes semántico-pragmáticos, se reportó si se emplearon adverbios, cuantificadores, partículas, perífrasis, eufemismos, diminutivos, lítote o construcciones proposicionales. En cuanto a los atenuantes estrictamente pragmáticos, se señaló si se utilizaron procedimientos como: acción atenuadora del verbo performativo, modificación a través de tiempos verbales, modalidades oracionales; expresiones modalizadoras del acto de habla, fórmulas estereotipadas, locuciones, modismos u otro tipo de expresiones; elipsis de la conclusión, impersonalización del yo o despersonalización u ocultación del tú.

4.2.3. Se precisaron los indicadores lingüísticos, en atención a cada uno de los recursos o procedimientos de atenuación (cf. Cuadro 1).

Cuadro 1. Procedimientos de atenuación e indicadores lingüísticos

4.2.4. Se determinó si el atenuante estaba actuando a nivel de enunciado o de enunciación y se proporcionaron datos en cuanto a la función de los atenuantes en cada nivel. De este modo, para el plano del enunciado, se señaló si el recurso de atenuación afectaba alguno de los elementos proposicionales o toda la proposición; para la enunciación, se indicó cuál era la intención del acto (asertivo, exhortativo, comisivo, etc.) y la actuación de los participantes (el yo y el tú).

4.2.5. Una vez procesados los datos, se determinaron los siguientes procedimientos de atenuación: a) Semántico-pragmáticos: Adverbios y adjetivos de cantidad, construcciones condicionales, construcciones temporales y construcciones adversativas; y b) estrictamente pragmáticos: verbo poder, verbos modales de necesidad, perífrasis modales y obligativas, verbos que expresan variabilidad e imprecisión y oraciones impersonales. Como puede apreciarse, en el primer grupo se suman los adjetivos y en el segundo, los verbos modales de necesidad y obligación, así como los verbos que expresan variabilidad y obligación; por su parte, las perífrasis ubicadas por Briz en los atenuantes semántico-pragmáticos se reubican en el grupo de los atenuantes estrictamente pragmáticos, dado que actúan a nivel de enunciación. Con esta reclasificación, se realizó todo el análisis.

4.2.6. Para dilucidar las relaciones entre el uso de los atenuantes y el propósito de las cartas astrales, se tomó en cuenta la clasificación de los textos y sus funciones, propuesta por Adam. Sobre esa base se identificaron las funciones de predicción, descripción, persuasión, argumentación e instrucción, Posteriormente, se vincularon con el uso de los atenuantes.

4.2.7. Para elucidar las funciones de los enunciados se consideraron los tiempos y modos verbales y las modalidades oracionales. Asimismo, se debió inferir una serie de características negativas o positivas (negativas en su mayoría) atribuidas a los destinatarios. Por ejemplo, si en el enunciado se decía su poca tolerancia con las ideas ajenas le llevan a disputas, se podría deducir que el destinatario es intolerante y pendenciero. Resultó también fundamental para el análisis de esta relación el papel del contexto, los enunciados previos y siguientes al enunciado estudiado; pues estos se concatenan para formar una “unidad comunicativa, intencional y completa”.

5. Resultados

astral_

Carta Astral

5.1. Atenuantes semántico-pragmáticos en las cartas astrales

En la revisión de las muestras se obtuvieron los siguientes atenuantes semântico-pragmáticos:

5.1.1. Adverbios y adjetivos de cantidad

 Los adverbios y adjetivos de cuantificación imprecisa evitan la contundencia de las afirmaciones emitidas por el enunciador, en cuanto al comportamiento y la actitud del destinatario, para aminorar el probable efecto que una expresión de mayor intensidad pudiera provocar, tal como vemos en los siguientes casos:

1 a. Pocas veces tendrá un plan de “retirada a tiempo” o varios planes alternativos que le den mayor margen de maniobra en caso de que las cosas no vayan saliendo como pensaba (IAE2).

b. La causa está en que muchos de los elementos de sus esquemas mentales en realidad son poco claros (IAE2).

c. Tiene cierto temor a que le engañen o le critiquen sus errores (IAE2).

d. En ciertos momentos de su vida siente usted que su libertad se encuentra coartada o limitada principalmente en el ámbito del trabajo y de las responsabilidades sociales (IAE6).

En 1a, pocas indica cantidad deficitaria o insuficiente de veces con que se podría producir una reacción frente a una circunstancia determinada. En este caso, un plan de retirada o planes alternativos, mientras que en 1b poco reduce la claridad de los elementos de los esquemas mentales. Estos cuantificadores contrastan notablemente con otros que se ubicarían en puntos más altos de la escala en el polo negativo, como nunca y nada, y que producirían mayor impacto en el destinatario directo y menos tacto por parte del enunciador. Obsérvese el contraste:

2 a. Nunca tendrá un plan de “retirada a tiempo” o varios planes alternativos que le den mayor margen de maniobra en caso de que las cosas no vayan saliendo como pensaba.

b. La causa está en que muchos de los elementos de sus esquemas mentales en realidad no son nada claros.

El adjetivo indefinido cierto (s), en 1c y d, introduce un sentido de imprecisión en cuanto al temor que se experimenta o pudiera experimentarse en determinadas situaciones, como engaños o críticas; y con respecto a los momentos en los cuales se siente restricción de la libertad laboral o social.

5.1.2. Construcciones condicionales

carta astrale

Las construcciones condicionales implican intenciones o promesas por parte del enunciador, pero a su vez indican la existencia de una actitud, comportamiento o situación indispensable para que otra tenga lugar; por lo que se observa una estricta relación de necesidad entre la información contenida en la prótasis y la apódosis, como se muestra en 3ae:

3 a. Si usted toma la senda del autopefeccionamiento y de la congruencia consigo misma, no le quepa duda de que en determinado momento la abundancia llegará a su puerta (IAE1).

b. Si comprende que es usted sólo un vehículo de la abundancia universal, todo marchará sobre ruedas (IAE3).

c. Si sobreestima su poder y piensa que todo puede conseguirlo con resortes sociales e influencias, probablemente comenzará a perder la dirección en su brújula y a tomar decisiones poco acertadas…(IAE3).

d. Si mejora usted sus digestiones, su psiquis también mejorará (IAE4).

e. Si pretende reducir los sentimientos humanos a un simple chispazo momentáneo que luego se disipa tan rápido como sobrevino, seguramente se equivocará (IAE1).

Son casos de construcciones condicionales hipotéticas o predictivas, en las cuales la suposición o conjetura de la prótasis puede comprobarse en el futuro; sin embargo, a la noción de temporalidad se imbrican las nociones de condicionalidad, y causalidad. Como el logro de la predicción se supedita a la satisfacción de una condición previa, la garantía del designio formulado en el informe astral depende de la actuación del destinatario, y con ello adquiere un valor contingente, probable e individual, acentuado a través de expresiones como probablemente, que indica la modalidad dubitativa en las oraciones, pero en los límites del polo positivo; y presenta “los hechos como un futurible remoto y altamente improbable”. En este sentido, hay una posibilidad que el enunciador acepta y de la cual está convencido, pero “no quiere hacerse responsable de la realidad o la realización de la condición”.

Las estructuras condicionales en las cartas astrales se aplican a nivel semántico al mitigar parte del contenido de las predicciones; pero también a nivel pragmático en tanto que el enunciador proporciona una instrucción al destinatario directo para que este coteje o contraste suposiciones o posibilidades diferentes y estudie las consecuencias derivadas, con lo cual el enunciador se distancia del mensaje para fungir como espectador de las eventuales acciones del destinatario.

5.1.3. Construcciones temporales

thème astrologique natal_

Las oraciones subordinadas temporales establecen relaciones entre el evento de la oración principal y el de la subordinada, mediadas por el elemento introductor de esta última, tal como se evidencia en los siguientes casos:

4. a. Cuando se presenten retrasos en sus proyectos, aprenda a ver la sabiduría que hay en cada momento (IAE1).

b. Cuando su estado de ánimo se altere, realice respiraciones profundas (IAE4).

c. Después de una fase de simple ruptura con lo establecido o lo que vino dado en su vida por medio de la tradición, usted comenzará a ser más constructivo mentalmente (IAE8).

Notamos que se atenúa el carácter directivo a través de la subordinada temporal, pues el cumplimiento de la orden se supedita a un hecho, circunstancia o situación, como retrasos en los proyectos (4a) o alteración del estado de ánimo (4b). El conector cuando en ambos ejemplos deja ver un valor atemporal o restrictivo, próximo al condicional, reflejado en sus paralelos 5a y b:

5. a. Si se presentan retrasos en sus proyectos, aprenda a ver la sabiduría que hay en cada momento.

b. Si su estado de ánimo se altera, realice respiraciones profundas.

Esta interpretación condicional indica que el contenido de la oración principal está determinado por el cumplimiento del hecho expresado en la subordinada. De manera que el destinatario directo tiene la potestad de decidir cuándo deberá actuar de una manera particular o modificar una actitud o comportamiento específico. Ahora, en 4c, ya no estamos en presencia de un acto directivo sino de uno predictivo. El grado de certeza de la predicción depende de lo planteado en la subordinada temporal; es decir, de que se produzca una fase de ruptura del orden establecido. Por tanto, el acto de habla directivo queda debilitado al supeditarse a la actuación del propio destinatario de los informes astrales.

5.1.4. Construcciones adversativas

carta-astrológica

Las construcciones adversativas se emplean para atenuar el contenido del segundo segmento, que “expresa lo más importante informativa y argumentativamente para el hablante”, así como el peso argumentativo de la conclusión y evaluación final, que pudiera derivarse de la relación entre los dos miembros conectados a través de pero. Veamos los siguientes casos:

6. a. En las relaciones de amistad prefiere conocer a mucha gente pero sin entrar en ligazones de tipo afectivo (IAE1).

b. Usted posee grandes habilidades mentales, pero debe controlar su nivel de estrés o acumulación de tensión nerviosa (IAE7).

c. Tiene usted gran poder de convicción y de seguridad personal en aquello que habla o defiende, pero su poca tolerancia con las ideas ajenas…le llevan frecuentemente a disputas…(IAE2).

Las construcciones 6ac, ofrecen un enunciado de contenido general (prefiere conocer a mucha gente, posee grandes habilidades mentales, tiene gran poder de convicción y de seguridad personal en aquello que habla o defiende), referido a cualidades del destinatario directo, valoradas positivamente; pero a la vez se restringen y debilitan a través de los contraargumentos presentados, por lo que tienen un valor restrictivo.

El conector pero impone una inferencia revocatoria de la conclusión que podría resultar del primer miembro de la construcción. Si se prefiere conocer a mucha gente, es de suponer el establecimiento de nexos afectivos (6a); si una persona tiene grandes habilidades mentales, se puede deducir su autocontrol emocional (6b); si un individuo tiene poder de convicción y claridad en sus ideas, se presume que es respetuoso de las representaciones ajenas (6c). Sin embargo, los segundos argumentos que aparecen en cada una de las construcciones están antiorientados a esa conclusión, más bien favorecen la conclusión opuesta, es decir, que esas personas no establecen lazos afectivos, no poseen control de sus emociones y no toleran ideas ajenas.

La atenuación opera a nivel de enunciado al afectar toda la proposición, pero también a nivel de enunciación, toda vez que se opacan las intenciones directivas y críticas de los actos de habla. De esta manera se salvaguarda tanto la imagen del enunciador como del destinatario directo.

5.2. Atenuantes estrictamente pragmáticos en las cartas astrales

Elvis-Astrological-Chart

Elvis Astrological Chart

En las cartas astrales analizadas se encontraron los siguientes atenuadores estrictamente pragmáticos:

5.2.1 Verbo poder

A través del empleo del auxiliar poder se presentan los valores modales de posibilidad, permiso y capacidad o capacitación, tal como se ilustra a continuación:

7. a. Su problema es que pudiera expandirse demasiado rápido en sus actividades, lo cual significaría excesiva dispersión (IAE1).

b. Es usted muy sensible a las emociones y estados psíquicos de los demás, lo cual puede deprimirla internamente…(IAE6).

c. Ello puede provocar que diga cosas poco reflexionadas o que luego sean motivo de chisme o crítica en torno suyo (IAE2).

d. Usted puede considerar que si alguna persona cercana a usted le pide protección afectiva tal actitud es un tanto excesiva o innecesaria (IAE2).

e. La vida académica y universitaria puede estar ligada a usted como algo importante en su vida (IAE2).

f. De otra manera, puede perder energías cuando percibe que sus secretos o asuntos personales están en boca de personas que no debieran conocerlos (IAE8).

g. En el futuro podría tomar decisiones en el campo de sus ideales que hoy Le sorprenderían (IAE3).

h. Rupturas poco meditadas podrían posteriormente empeorar las cosas (IAE4).

i. Los ciclos de abundancia en usted pueden ser cortos y repetitivos cada cierto tiempo (IAE1).

j. Usted puede ser bueno para desarrollar habilidades mentales en el campo técnico o práctico (IAE2).

k. Ahí es precisamente donde podrá empezar a sacar a flote todo su talento personal (IAE1).

l. Puede usted perfectamente desarrollarse en el trato con el público (IAE3).

m. Puede esperar cosas grandes tanto en lo afectivo como en lo material (IAE3).

En los ejemplos anteriores, aparece el valor de posibilidad o probabilidad de lo siguiente: expansión de actividades (7a), depresión interna (7b), provocar comentarios sin irreflexión previa, chismes o críticas (7c), considerar actitudes como excesivas o innecesarias (7d), tener nexos con la vida académica (7e), perder energías (7f), tomar decisiones sorprendentes (7g), empeorar las cosas (7h) y tiempos cortos y repetitivos (7i). Esa posibilidad puede quedar anulada u opacada por el valor dubitativo cuando el auxiliar poder se encuentra en pretérito de subjuntivo o en condicional (7a, 7g, 7h).

Igualmente, se observa el valor de capacidad o capacitación para desarrollar habilidades mentales (7j), aflorar el talento personal (7k) y desarrollar el trato con el público (7l). Sin embargo, pareciera que se superponen el sentido potencial y el de capacitación. Por último, en (7m) hay un valor de permiso para esperar cosas afectivas y materiales, que resulta impregnado por el carácter de futuridad en las acciones.

Con la matización de los enunciados a través de verbos modales, el enunciador protege su imagen de los peligros de ser juzgado por sus destinatarios si no llegase a ser cierta la descripción de aspectos personales, o si no se cumplieran los pronósticos dados.

5.2.2. Verbos modales de necesidad

αστρολογικό χάρτη_

En las cartas astrales aparece una generosa cantidad de oraciones subordinadas sustantivas compuestas por el verbo sernormalmente en presente de indicativo, un atributo adjetival con significado de necesidad o conveniencia: necesario, conveniente, preferible, preciso, recomendable y una completiva de subjuntivo (en presente) en función de sujeto. A manera de ilustración tenemos:

8. a. Es conveniente que descargue tensiones mediante el deporte o las actividades al aire libre (IAE8).

b. Es preferible que tome las riendas de su propia agenda cumpliendo con ella (IAE6).

c. Es recomendable que evite prácticas, cursos o experiencias cuyo fin sea un rápido desarrollo de poderes psíquicos (IAE7).

d. Es recomendable que mantenga en todo momento sus princípios morales…(IAE3).

e. Es conveniente que planifique de manera prudente salidas alternativas (IAE4).

f. Es preferible, por tanto, que transmita sus pensamientos y emociones sólo con aquellas personas en la que realmente tenga confianza completa (IAE2).

g. Es preciso que establezca una sólida relación de amistad en la que el respeto y la comunicación sean algo primordial (IAE1).

h. Para que ese amor sea duradero es necesario que exista también unaautodisciplina espiritual (IAE2).

Si bien con estos atributos se emiten juicios apodícticos e irrefutables que afectan al receptor, la impresión producida deviene minimizada por la construcción en su totalidad. La subordinación crea un contenido volitivo o yusivo que se ensombrece por el empleo del modo subjuntivo, por lo cual el valor directivo adquiere un matiz de deseo en favor del destinatario y da lugar a la opcionalidad más que a la satisfacción o cumplimiento del mandato.

5.2.3. Perífrasis modales y obligativas

zodiac_color_

Estas perífrasis se construyen con haber + que + infinitivo, haber + de + infinitivo, tener + que + infinitivo y deber + infinitivo. En las cartas astrales analizadas sólo se encuentran las dos primeras construcciones, que seguidamente se ejemplifican:

9. a. A ello hay que llegar despacio y dando pasos firmes (IAE4).

b. Hay que tener en cuenta que el mundo de lo abstracto es un reino en el cual es fácil perderse (IAE1).

c. De entrada hay que tener muy en consideración que los aspectos en los que interviene Neptuno nos están hablando acerca de experiencias en las que se precisa de tiempo para lograr unos resultados reales y duraderos (IAE8).

d. Su estado desarrollo equilibrado ha de basarse en evitar los estados de ánimo extremos y el curarse a toda costa de la susceptibilidad e irritabilidad (IAE2).

e. Ha de aprender a compartir las responsabilidades hogareñas con los demás miembros de la familia (IAE7).

f. Su apreciación de la belleza y la armonía es grande, lo cual ha de combinar con un alto sentido de la justicia y del equilibrio…(IAE2).

g. Para ello, ha de saber ahorrar y ser prudente cuando sea preciso (IAE3).

h. Ha de cuidar bien con qué personas comparte sus emociones e inquietudes (IAE3).

i. Desde el punto de vista físico, ha de cuidar usted su peso, estableciendo un modo alimenticio equilibrado (IAE3).

j. Ha de procurar que sus objetivos sean realistas y que no se inflen artificialmente (IAE3).

k. Ha de evitar pensar que el ideal que abraza es absoluto (IAE4).

En los casos 9ac, haber + que + infinitivo aminoran la obligación “por genérica y por no precisar el término sujeto…”, con lo cual se aprecia el “carácter encubridor del actor (agente o paciente)…” y un matiz de “acción deseable propia del imperativo”. Estas estructuras constituyen recursos acomodaticios para no ordenar algo claramente al destinatario directo, pues no se explicita quiénes deben llegar de espacio y con pasos firmes (9a), tener en cuenta que en el reino de lo abstracto es fácil perderse (9b) o considerar los aspectos en los que interviene Neptuno (9c).

En 9d k tenemos construcciones con haber + de + infinitivo, perífrasis obligativa menos utilizada en el español estándar por su carácter antiguo, culto y literario, pero su uso no marca solamente una diferencia de registro, sino que también resulta menos enérgica que oraciones con haber que y tener que. Expresa obligación o necesidad de realizar una determinada acción: evitar estados de ánimo extremos (9d), aprender a compartir responsabilidades hogareñas (9e), combinar belleza y armonía con justicia y equilibrio (9f), ahorrar y ser prudente (9h), cuidar con quien comparte emociones (9i), cuidar el peso (9j), procurar que los objetivos sean realistas (9k) y evitar pensar que los ideales propios son absolutos. Acciones todas proyectadas hacia el futuro, por lo que el valor modal obligativo y el temporal de futuro se solapan y al hacerlo sus fronteras pierden nitidez.

La orientación hacia los destinatarios, junto con el carácter de futuro de los enunciados, hace que se conciban como peticiones o mandatos que, en todo caso, están aminorados porque son los propios destinatarios directos de las cartas astrales quienes tienen la potestad de decidir si proceden o no de una manera determinada, a partir de la información recibida.

En estos casos de imperatividad marcada, la recepción del mensaje y la imagen del enunciador alcanzan otro matiz, son enunciados bajos en asertividad porque admiten contradicción; y, al mitigar la naturaleza impositiva, ofrecen la posibilidad de elección por parte del destinatario directo. Así, la decisión depende “más de los hechos que rodean al receptor que de su propia voluntad, gracias a lo cual, se le está proporcionando una vía de salida sin riesgo de su imagen si su deseo es no realizar el acto impuesto”.

5.2.4. Verbos que expresan variabilidad e imprecisión

signos-do-zodiaco

Abunda el empleo del verbo de variabilidad e imprecisión tender a, para indicar una propensión o inclinación no bien definida a algo o hacia algo, que el destinatario directo puede alcanzar según sus propias fortalezas o debilidades y, sobre todo, en atención a su libre albedrío. Ese matiz de imposibilidad atenúa la fuerza de lo dicho, como se evidencia en los siguientes casos:

Abunda el empleo del verbo de variabilidad e imprecisión tender a, para indicar una propensión o inclinación no bien definida a algo o hacia algo, que el destinatario directo puede alcanzar según sus propias fortalezas o debilidades y, sobre todo, en atención a su libre albedrío. Ese matiz de imposibilidad atenúa la fuerza de lo dicho, como se evidencia en los siguientes casos:

10. a Tenderá a decidirse por caminos de actuación que no le conlleven presión psicológica (IAE1).

b. Tenderá a tomar decisiones a la velocidad del rayo, especialmente en lo relativo a cambios bruscos de residencia, trabajo, amor o dinero (IAE7).

c. Tiendeen ocasiones a hablar sin cesar como una manera de descargarse emocionalmente (IAE6).

d. Tenderá a poner los sentimientos bajo el mandato de lo intelectual (IAE4).

e. Por lo general, tenderá a idear lo todo en función de la victoria (IAE2).

f. Tenderá a ser muy sincera y directa (IAE3).

g. Tenderá a la ruptura e incluso al rechazo de ese otro ser (IAE3).

El uso de este verbo se relaciona, probablemente, con que la astrología no ofrece verdades absolutas ni indica un destino ineludible, sino que propone modelos formales y tendencias generales, cuya concreción obedece a la voluntad y decisión del destinatario directo quien, gracias a su nivel de conciencia y a su libre albedrío, puede decidir transitar caminos que impliquen presión psicológica (10a), tomar decisiones sin prisa (10b), hablar con comedimiento (10c), no intelectualizar sus sentimientos (10d), no idear todo en función de la victoria (10e), no ser tan directo y sincero (10f) y no romper relaciones o rechazar a los otros.

5.2.5. Oraciones impersonales

Astro-Calendar

Las estructuras impersonales semánticas tienen usos diversos, tanto en las situaciones comunicativas orales como escritas, entre los cuales se encuentra el de estrategia de atenuación del mandato. Los siguientes son ejemplos de este valor atenuante:

11. a. Por lo tanto, se requiere que usted se discipline internamente (IAE1).

b. …se precisa de tiempo para lograr unos resultados reales y duraderos (IAE2).

c. Es usted una persona apasionada en el amor y en las relaciones, con lo cual la moderación es algo que se necesita para que su carácter madure (IAE3).

En estos casos no se revela el sujeto que requiere que alguien se discipline internamente (11a), que precisa de tiempo para alcanzar resultados reales (11b) y duraderos o que necesita que su carácter madure (11c); sin embargo, se entiende que es el destinatario del texto. De hecho, aparece el pronombre usted que, por analogía con el impersonal, podría reunir tanto al lector efectivo como al pensado y posible, en cuyo caso se recrea un entorno temporal y espacial, capaz de albergar a un destinatario en específico o a otros que hayan nacido en la misma fecha.

Estas muestras dan cuenta de cómo las estructuras impersonales reducen el efecto que el mensaje podría provocar en los destinatarios. Las oraciones imperativas directas o puras resultarían amenazantes para la imagen de estos, al ordenarles abiertamente que se disciplinen, sean pacientes o se moderen para madurar; en tanto que su sustitución por impersonales con se lleva a un segundo plano la valoración negativa y realza el medio para superar esas debilidades, sin que se produzca conflicto alguno entre los participantes del proceso de enunciación. De este modo el enunciador mitiga los actos amenazadores contra la imagen del destinatario.

5.3. Atenuación y propósitos comunicativos de las cartas astrales

Natal Chart Detailed

La revisión de las muestras permitió identificar las funciones de predicción, descripción, persuasión, argumentación e instrucción en las cartas astrales.

Se emplean, asimismo, para suavizar el valor directivo de los enunciados y, en lugar de agredir la imagen de los destinatarios, la enaltecen toda vez que el enunciador les cede el poder de cambiar, mejorar y reflexionar, para así obtener el éxito en los distintos ámbitos de su vida. Igualmente, la descripción se presenta a través de sustantivos, frases y proposiciones, no de adjetivos valorativos, precisos y sugerentes. Pareciera que el enunciador no define los rasgos de la personalidad, sino el propio destinatario quien, a partir de la inferencia, se autorrepresenta.

6. Conclusiones

natal chart_

En general, los recursos de atenuación en las cartas astrales permiten expresar verdades relativas, generales, probables o tentativas; brindar opciones para que el destinatario comprenda el pasado, elija en el presente y decida en el futuro. Esas verdades se configuran a través del empleo de atenuantes semántico-pragmáticos, como adverbios y adjetivos de cantidad, así como construcciones condicionales, temporales y adversativas; y de atenuantes estrictamente pragmáticos, entre los que hallamos el verbo poder, verbos modales de necesidad (necesario, conveniente, preciso), perífrasis modales y obligativas, verbos que expresan variabilidad e imprecisión y oraciones impersonales. Ambos grupos se aplican tanto a nivel de enunciado como de enunciación, pero sobre todo en este último.

Dada la naturaleza de las cartas astrales, los procedimientos de atenuación se emplean para minimizar el grado de certidumbre de las predicciones y presentar el saber esotérico como relativo y dependiente de la responsabilidad del destinatario para autoconocerse, autodescubrirse y autotransformarse, con lo cual se reduce el nivel de compromiso del enunciador con sus proposiciones. Estos documentos proporcionan elementos para que los destinatarios directos decidan y construyan su futuro, no para que esperen pacientemente que algo ocurra en sus vidas sin que participen de esos acontecimientos.

Se emplean, asimismo, para suavizar el valor directivo de los enunciados y, en lugar de agredir la imagen de los destinatarios, la enaltecen toda vez que el enunciador les cede el poder de cambiar, mejorar y reflexionar, para así obtener el éxito en los distintos ámbitos de su vida. Igualmente, la descripción se presenta a través de sustantivos, frases y proposiciones, no de adjetivos valorativos, precisos y sugerentes. Pareciera que el enunciador no define los rasgos de la personalidad, sino el propio destinatario quien, a partir de la inferencia, se autorrepresenta.

1742 Homann Celestial Chart_

7. Referencias Bibliográficas

 Academia, Real Española. 1973. Esbozo de una Nueva Gramática de la Lengua Española. Madrid: Espasa-Calpe.

 Álvarez, Alexandra. 2005. Cortesía y descortesía. Teoría y praxis de un sistema de significación. Mérida: Universidad de Los Andes.

 Ballesteros, Francisco. 2002. Mecanismos de atenuación en español e inglés. Implicaciones pragmáticas en la cortesía. En Círculo de Lingüística Aplicada a la Comunicación (CLAC) 11/2002. (20 mayo, 2009).

 Benveniste, Émile. 1999. Problemas de Lingüística General. México: Siglo XXI editores.

Briz, Antonio. 2001. El español coloquial en la conversación. Barcelona: Ariel.

 Briz, Antonio. 2002. La estrategia atenuadora en la conversación cotidiana española. En Diana Bravo (Ed.). Actas del Primer Coloquio del programa EDICE. La perspectiva no etnocentrista de la cortesía: identidad sociocultural de las comunidades hispanohablantes. Estocolmo. Universidad de Estocolmo, 17-46. (20 mayo, 2009).

 Briz, Antonio. 2005-2006. Atenuación y cortesía verbal en la conversación coloquial: Su tratamiento en la clase de ELE. En III Actas del Programa de Formación para Profesorado de Español como Lengua Extranjera. 2005-2006. Instituto Cervantes de Múnich. (14 julio, 2011).

 Bravo, Diana. 2003. La perspectiva no etnocentrista de la cortesía: identidad sociocultural de las comunidades hispanohablantes. En Diana Bravo (Ed). La perspectiva no etnocentrista de la cortesía. Identidad sociocultural de las comunidades hispanohablantes. Estocolmo: Universidad de Estocolmo. Actas del Primer Coloquio del Programa EDICE.

 Calsamiglia, Helena & Tusón, Amparo. 2002. Las cosas del decir. Manual de análisis del discurso. Barcelona: Ariel Lingüística.

Escandell, María Victoria. 1993. Introducción a la pragmática. Barcelona: Antropos.

 Flamenco, Luis. 1999. Las construcciones concesivas y adversativas. En Ignacio Bosque & Violeta Demonte (Eds.). Gramática Descriptiva de la Lengua Española. Volumen 3, 3805-3878. Madrid: Espasa.

 Fuentes, Catalina. 1998. Las construcciones adversativas. Arco/Libros. Cuadernos de Lengua Española. Gala, Vicente. 2005. Astrología y tarot. Astrocampus.  (14 diciembre, 2009).

 García, Luis. 1999. Los complementos adverbiales temporales. La subordinación temporal. En Ignacio Bosque & Violeta Demonte (Comps.). Gramática Descriptiva de la Lengua Española, Volumen 2, 3.129 – 3.251. Madrid: Espasa Calpe.

 Garrido Medina, Joaquín. 1999. Los actos de habla en las oraciones imperativas. En Ignacio Bosque & Violeta Demonte (Comps.). Gramática Descriptiva de la Lengua Española, Volumen 3, 3879-3928. Madrid: Espasa Calpe.

Gili Gaya, Samuel. 1993. Curso superior de sintaxis española. Barcelona: Bibliograf.

Gómez Torrego, Leonardo. 1998. La impersonalidad gramatical: descripción y norma, cuadernos de Lengua Española, Madrid: Arco-Libros.

Gómez Torrego, Leonardo. 1999. Los verbos auxiliares. Las perífrasis verbales de infinitivo. Ignacio Bosque & Violeta Demonte (Comp.). Gramática Descriptiva de la Lengua Española, Volumen 2, 3323 – 3389. Madrid: Espasa Calpe.

Guinard, Patrice. (2004). Astrología: El Manifiesto 4/4. (14 marzo, 2009)

Haverkate, Henk. 1994. La cortesía verbal. Estudio pragmalingüístico. Madrid: Gredos.

Hernández Alonso, César. 1979. Sintaxis Española. Valladolid: Ediciones de César Alonso.

Hernández Flores, Nieves. 2004. La cortesía como la búsqueda del equilibrio de la imagen social. En Diana Bravo & Antonio Briz. (Eds.). Pragmática sociocultural: estudios sobre la cortesía en español, 95-107. Barcelona: Ariel.

Hinostroza, Rodolfo. 1973. El sistema astrológico Teoría y práctica. Barcelona: Barral editores.

Jespersen, Otto. 1975. La filosofía de la gramática. Barcelona: Anagrama.

Kovacci, Ofelia. 1999. El adverbio. En Ignacio Bosque & Violeta Demonte (Eds.). Gramática Descriptiva de la Lengua Española. Volumen 1, 705-786. Madrid: Espasa.

Lomas, Carlos. 1999. Cómo enseñar a hacer cosas con palabras. Teoría y práctica de la educación lingüística. Volumen I. Barcelona: Paidós.

Mendikoetxea, Amaya. 1999. Construcciones con se: medias, impersonales y pasivas. Ignacio Bosque & Violeta Demonte (Eds.), Gramática Descriptiva de la Lengua Española, Volumen 2, 1631-1722. Madrid: Espasa Calpe.

Montolío, Estrella. 1999. Las construcciones condicionales. En Ignacio Bosque & Violeta Demonte (Eds). Gramática Descriptiva de la Lengua Española. Volumen 3, 3643-3737. Madrid: Espasa.

Pastorini, German. 2004. Causalidad y sincronicidad en astrología. (14 marzo, 2009)

Puga Larraín, Juana. 1997. La atenuación en el castellano de Chile: un enfoque pragmalingüístico. Valencia (España): Tirant lo Blanch Libros.

Sánchez López, Cristina. 1999. Los cuantificadores: clases de cuantificadores y estructuras cuantificativas. En Ignacio Bosque & Violeta Demonte (Eds.). Gramática Descriptiva de la Lengua Española. Volumen 1, 1025-1128. Madrid: Espasa.

Seco, Manuel. 2001. Gramática esencial del español. Madrid: Espasa-Calpe.

Shaneman, Jhampa & Ángel, Jan. 2003. Astrología budista. México: Santillana Ediciones Generales, S.A.

Valdés, A. 2006. Las ciencias del futuro: ¿Un problema sociológico? Polis: Investigación y análisis sociopolítico y psicosocial. Primer semestre, Año/Volumen 2,Nro. 001, 105-139.  (30 enero,2010).

Vaquero, María. 2000. Impersonalidad y distanciamiento. Manuel Alvar (Ed.). Introducción a la Lingüística Española. Barcelona: Ariel Lingüística.

Wall, Robert. 2006. Te explico todas tus dudas sobre astrología. Barcelona: Editorial Humanitas.